lunes, 3 de octubre de 2016

CTB1. Restos de una supernova

Situada en Casiopea, la nebulosa CTB1 es unos de los restos de una supernova más cercanos a la Tierra. Se encuentra a aproximadamente 9.000 años-luz de distancia y su tamaño aparente en el cielo es de 36 minutos de arco. Parecido al del Sol o de la Luna aunque en realidad se extiende en el espacio a través de 98 años-luz. Inicialmente se pensó que podía tratarse de una nebulosa planetaria. Por eso Abell la incluyó en su catálogo con el número 85. Pero a finales de la década de los 60 se demostró que eran los restos de una supernova


Como objetivo para astrofotografía hay que decir que resulta muy complicado por ser extremadamente débil. Para este tipo de objetos la abertura y la calidad de los cielos mandan. Así que con el equipo empleado, los cielos donde está situado y mis habilidades en el procesado de los datos, creo que se encuentra muy cerca del límite de lo posible en esas condiciones.

Han sido 23h30m de exposición para poder obtener la foto. 


La imagen es una composición de datos obtenidos en  RGB más datos obtenidos a través de filtros de banda estrecha Halfa y OIII.

Para ilustrar lo débil que es la nebulosa aquí se puede ver la imagen resultante de 7h30m de integración en RGB. Casi ni rastro de la nebulosa.


DATOS TÉCNICOS
Imagen HaOIII (RGB) compuesta por:
Ha: 39x20’ bin1
OIII: 21x20’ bin1
R: 15x5’ bin1
G: 15x5’ bin1
B: 15x5’ bin1
Tiempo total integración: 23h30m
Fecha: 2015-2016
Lugar: Observatorio remoto Le Petit Borobia (Francia)
Telescopio: William Optics FLT  110 óptica TEC con reductor aplanador a  615 mm de focal (f5.6)
Cámara: CCD Starlight Xpress Trius SX694. Rueda portafiltros y guía fuera de eje.
Cámara guiado: Starlight Xpress Lodestar
Filtros: Baader
Montura: Skywatcher NEQ6
Procesado: Pixinsight 1.8

1 comentario:

  1. Por algo es una nebulosa, por su incertidumbre para verla, entre otras cosas y acepciones...

    Una fotografía fantástica -nunca mejor dicho- por su realidad tan distante e inalcanzable, por ahora, físicamente salvo para aquellos que con sus anteojos astronómicos y horas de paciencia (y mucha ciencia) logran lo que ni la mente intuye muchas veces.
    Excelente no sólo, interesante además.
    Saúdos :)´

    ResponderEliminar